CARPIO ABOGADOS Y ASOCIADOS
PENAL
Menu
A+ A A-

EL SUJETO PASIVO EN EL DELITO DE PELIGRO COMÚN ES LA COLECTIVIDAD A LA SOCIEDAD Y NO ASÍ LA PERSONA QUE EVENTUALMENTE HAYA SUFRIDO LAS CONSECUENCIAS DE LA SITUACIÓN DE PELIGRO SUFRIDO LAS CONSECUENCIAS DE LA SITUACIÓN DE PELIGRO EXISTENTE, TODA VEZ Q

R.N. Nº 1988-99

 

EL SUJETO PASIVO EN EL DELITO DE PELIGRO COMÚN ES LA COLECTIVIDAD A LA SOCIEDAD Y NO ASÍ LA PERSONA QUE EVENTUALMENTE HAYA SUFRIDO LAS CONSECUENCIAS DE LA SITUACIÓN DE PELIGRO SUFRIDO LAS CONSECUENCIAS DE LA SITUACIÓN DE PELIGRO EXISTENTE, TODA VEZ QUE SE TRATA DE UN DELITO DE PELIGRO ABSTRACTO EN LA QUE EL BIEN JURÍDICO ES LA COLECTIVIDAD Y PARA SU CONSUMACIÓN, NO SE REQUIERE QUE SE PRODUZCA UN DAÑO CONCRETO A CONSECUENCIA DE LA SITUACIÓN DE PELIGRO EXISTENTE

PROCEDENCIA: Chincha - Ica TEMA: Delito Contra la Seguridad

Pública.-Peligro Común

REFERENCIA LEGAL: Art. 2 Inc. 24, Lit. e de la Const. Política

del Perú

Art. VII del Título Preliminar del Cód.

Penal

Art. 284 del Cód. de Proced. Penales

 Lima, veinte de diciembre de mil novecientos noventinueve.

VISTOS: y CONSIDERANDO: que conoce del presente proceso esta Suprema Sala por haberse declarado fundada la queja interpuesta por presuntas irregularidades; que, en efecto, es derecho de toda persona el ser considerada inocente mientras que no se haya declarado judicialmente su responsabilidad, conforme a lo dispuesto por el parágrafo "e" del inciso vigésimo cuarto del artículo segundo de la Constitución Política del Estado; que, la sentencia condenatoria debe fundarse en suficientes elementos de prueba que acrediten de manera clara e indubitable la responsabilidad del procesado, por lo que a falta de tales elementos procede su absolución; que, en autos no obra prueba alguna que desvirtúe la uniforme versión exculpatoria del encausado Gustavo Agüero León, quien en su instructiva de fojas cuarentiuno, niega los cargos en su contra, refiriendo que es propietario del inmueble semi-construido ubicado en la Panamericana Sur kilómetro doscientos treinta- Pueblo Joven San Miguel - en el departamento de Pisco; pero quien está a cargo de dicha vivienda y la administra, es su hermano Víctor Manuel Agüero León, debido a que desde hace diez años por motivos de trabajo reside en la ciudad de Lima retornando ocasionalmente a la ciudad de Pisco, habiendo concurrido a ella por última vez en el mes de agosto de mil novecientos noventisiete, precisando que tenía conocimiento que el perímetro de su vivienda estaba cercado de alambres con púas, pero desconocía que su referido hermano había instalado un cerco eléctrico en dicho lugar, habiéndose enterado a raíz del accidente suscitado; añadiendo además, que su hermano cuenta con su autorización para tomar decisiones sin consultarle previamente en razón de que constantemente viaja por motivos laborales al interior del país y por ello no se comunica con su familia que reside en Pisco; que dicha versión exculpatoria se encuentra corroborada con la manifestación policial de fojas nueve y testimonial de fojas veintinueve de Víctor Manuel Agüero León, quien señala que desde hace años está a cargo de la vivienda y que meses antes de producirse el evento delictivo, instaló corriente eléctrica en dicho cerco de alambres como medida preventiva por los continuos robos de herramienta de trabajo y animales, refiriendo que normalmente ponían en funcionamiento la carga eléctrica en horas de la noche pero que la tarde de los hechos fue su empleado Daniel Ccaicuri Pacheco quien la encendió, el mismo que manifestó que lo hizo porque los cerdos que tiene en dicha zona estaban inquietos y querían escapar; asimismo, se tiene la testimonial del trabajador Manuel Agüero León, obrante a fojas treinta, en donde indica que tiene conocimiento de la existencia del cercado de alambres con carga eléctrica y también del accidente del menor que vive a unos quinientos metros del lugar a quien vio después de recibir la descarga eléctrica caminando de manera normal por lo que le hizo presumir que no era nada grave; y la ocurrencia policial de fojas uno, manifestación policial de fojas siete y testimonial de fojas veintisiete de la denunciante, madre del menor agraviado, quienes viven por las inmediaciones del inmueble donde ocurrieron los hechos, identificando al referido Víctor Manuel Agüero León como el propietario del inmueble en mención, lo que corrobora el dicho del encausado de que hace años no domicilia en dicha vivienda y que la misma se encuentra a cargo de su hermano; que, al encausado Gustavo Agüero León no se le puede reprochar tales hechos por ser el propietario del inmueble en mención, de lo contrario se estaría infraccionando el principio de prohibición de la responsabilidad objetiva, teniendo en cuenta además que para la imposición de una pena se requiere de la responsabilidad penal del autor, previsto en el artículo sétimo del Título Preliminar del Código Penal y atendiendo a que el mencionado encausado no es quien ha realizado la acción necesaria para ocasionar la situación de peligro indicada, sino que tal responsabilidad recae en su hermano Víctor Manuel Agüero León; que además, cabe precisar que el sujeto pasivo en el delito de peligro común es la colectividad o la sociedad y no así la persona que eventualmente haya sufrido las consecuencias de la situación de peligro existente, toda vez que se trata de un delito de peligro abstracto en la que el bien jurídico es la colectividad y para su consumación, no se requiere que se produzca un daño concreto a consecuencia de la situación de peligro existente; que, siendo esto así, es del caso absolverlo de la acusación fiscal, en atención a la facultad conferida por el artículo doscientos ochenticuatro del Código de Procedimientos Penales; de otro lado, siendo necesario investigar la responsabilidad penal de Víctor Manuel Agüero León en la comisión del evento delictuoso, es pertinente remitir copias de las piezas del proceso al Fiscal Provincial a fin de que ahonde las investigaciones: declararon HABER NULIDAD en la resolución recurrida de fojas ciento nueve, su fecha treinta de octubre de mil novecientos noventiocho, que confirmando en un extremo la apelada de fojas ochentinueve, su fecha quince de setiembre de mil novecientos noventiocho, condena a Gustavo Agüero León, por el delito contra la seguridad pública -peligro común- en agravio de Yerly Nilton Mayuri Palomino, a tres años de pena privativa de la libertad, suspendida en su ejecución y revocando en otro extremo la apelada, fija en dos años, el período de prueba; con lo demás que contiene; reformando la recurrida y revocando la apelada; ABSOLVIERON a Gustavo Agüero León, de la acusación fiscal por el delito contra la seguridad pública -peligro común- en agravio de Yerly Nilton Mayurí Palomino; MANDARON archivar definitivamente el proceso; y de conformidad con lo establecido por el Decreto Ley número veinte mil quinientos setentinueve: DISPUSIERON la anulación de sus antecedentes policiales y judiciales generados como consecuencia del citado ilícito; asimismo, ORDENARON se remita copias certificadas de las piezas pertinentes del proceso al Fiscal Provincial Penal de Turno para que procesa conforme a sus atribuciones respecto a Víctor Manuel Agüero León, teniendo en cuenta lo expuesto en la parte considerativa de la presente resolución; y los devolvieron.

S.S.

SERPA SEGURA

ALMENARA BRYSON

SIVINA HURTADO

ROMAN SANTISTEBAN

VASQUEZ CORTEZ

Expediente Nº: 1988-99

Contra: GUSTAVO AGÜERO LEON

Delito: PELIGRO COMUN

Dictamen Nº: 1,003

Señor Presidente de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia

Vienen estos autos por Recurso de Nulidad concedido por mandato de la Corte Suprema que declaró fundada la queja de Derecho contra el auto de vista de fojas 114, su fecha dieciséis de noviembre de 1998, que declara improcedente el Recurso de Nulidad, derivado de la resolución de fojas 109 que confirme la resolución de fojas 89/91 del quince de setiembre de 1998 en cuanto falla condenando a Gustavo Agüero León, como autor del delito contra la Seguridad Pública - Peligro Común, en agravio de Yerly Nilton Mayurí Palomino.

Habiéndose pronunciado esta Fiscalía Suprema a través del dictamen que aparece a fojas 135, sobre el recurso de queja interpuesto por el inculpado, contra la resolución de Segunda instancia que confirmó la resolución de primera instancia en su contra corresponde a la Sala de su Presidencia resolver en definitiva.

Lima, 03 de junio de 1999

Dr. ROMEO EDGARDO VARGAS ROMERO

Fiscal Supremo (P)

Cuarta Fiscalía Suprema Penal

 

*********************

 

back to top
Info for bonus Review bet365 here.

INICIO

CONSTITUCIONAL

CIVIL

PENAL

EMPRESARIAL

ADMINISTRATIVO